PROBLEMAS RELACIONADOS CON SECTAS

La detección de un problema relacionado con sectas suele despertar mucha intranquilidad y desconcierto entre aquellos que se dan cuenta que algo está sucediendo. Debido a que la propia persona no se da cuenta del alcance de la situación, suelen ser los amigos y los familiares aquellos que primero se dan cuenta.

Los siguientes consejos son recomendaciones generales, que en ningún momento deben tomarse como reglas fijas a seguir. Consideramos importante que de cara a ayudar a una persona a tomar distancia o salir de un grupo sectario, los familiares y/o amigos dispongan de un soporte profesional que acompañe durante todo el proceso.

De entrada, es importante no perder la cabeza, no entrar en pánico. Intenten mantener la calma. En Internet se encuentran muchas cosas, cuya calidad no siempre es aceptable. Analicen la información con detenimiento, especialmente, las fuentes de dónde provenga la información. Desde luego, recoger información es el primer paso que les podrá ayudar.

Al mismo tiempo, abran la comunicación, no entren en diálogos que supongan un juicio o una acusación. Si la persona que le preocupa está en una dinámica de sectarismo, no es por ignorancia ni por falta de inteligencia. De forma que no por enseñar información de manera indiscriminada conseguirán hacer entrar en razón a la persona. Es esencial que abran la comunicación y que observen con actitud prudente para poder discriminar los cambios que pudieran estar dándose.

El siguiente paso será que puedan organizarse familiarmente, piensen quiénes podrán ayudar de manera efectiva. Para ello, hará falta que se entienda la naturaleza del problema pero sobretodo que haya capacidad para ponerse en la piel de la otra persona.

De cara a buscar ayuda especializada, no se precipiten. Lamentablemente, existen cada vez más supuestos “especialistas” que en algunos casos pueden estar vinculados a alguna secta, en otros casos carecen de la experiencia profesional necesaria. Los profesionales que se dedican al tema son más bien escasos, suelen mantener una formación continuada y se adhieren a códigos deontológicos propios de su profesión.

Si necesitan de orientación o alguna recomendación específica, pueden escribirnos a través del propio formulario de contacto que encontrarán en nuestra página.